LIBERTAD, y lo Sagrado Femenino

Por Concepción Castellanos Artículos Comentarios 0
LIBERTAD,  y lo Sagrado Femenino

Reflexiones….

Mi amiga Neshi me pide que escriba algo sobre “Libertad” para su revista, StarNations, que con mucho gusto hago.

 

Hablar sobre LIBERTAD,   es difícil en unas pocas palabras, pues es un tema tan amplio!

Cuando pensamos en esta palabra,  lo primero que pensamos generalmente es en “sentirme libre” “poder hacer lo que o quiera”,

sin embargo, la verdadera LIBERTAD   no es hacer lo que yo quiera, y veremos en estas reflexiones porque.

 

Cuando somos jóvenes,  queremos conquistar el mundo, queremos crecer, ypoder hacer lo que  queramos.

 

Cuando llegamos a la etapa en que podemos hacer lo que queremos,  con frecuencia nos damos cuenta que eso no nos da la felicidad, y entonces exploramos porque, y buscamos otras opciones para nuestra vida.

 

En mi opinión, hay dos temas fundamentales relacionados con la LIBERTAD.

El  primero es el RESPETO.  

Un  antiguo presidente de México, de raíces indígenas, de la zona del sur de México dijo una frase, que quedó como frase celebre:  “El Respeto al Derecho Ajeno, es la Paz”, y en una reunión con un grupo que lleve a hacer una peregrinación en diciembre 21, del 2012, por la zona  maya,  el año pasado,  un abuelo maya, Don Pedro Pablo Chuc Pech, nos hablaba a mi grupo también del respeto, como la enseñanza fundamental que el nos podía dar, y nos mostraba un camino de hormigas en la tierra,  como las hormigas van de un lado a otro, “respetándose”,  nadie se siente mas que nadie, nadie atropella para llegar primero,  nadie daña a  nadie..  y nos decía que porque no observamos a la naturaleza, y también nosotros nos respetamos de igual forma.

Yo siempre he pensado que el respeto y la libertad van de la mano.

Mi libertad termina en donde empieza la tuya.

Si te respeto,   no puedo hacer nada, en aras de sentirme libre,  haciendo algo que   te dañe, que te atropelle, que te maltrate, que te  cause un problema.

La Libertad y el Respeto ,  en relación con lo Sagrado Femenino  también van de la mano. 

La mujer debe considerar como sagrado tantas cosas en ella, en su cuerpo, en sus relaciones..! 

La abuela le enseña a la hija, o directamente a la nieta el respeto y la libertad… pero en el mundo moderno, las niñas ya no quieren escuchar a las abuelas..  y en el mundo moderno, las abuelas y las mamas dejan toda la educación en manos de alguien mas, de la escuela.

Hace unos días, mi abuela, a sus 103 años, y con  una mente increíblemente lucida,  pero con una movilidad en su cuerpo restringida, me decía:  “fíjate que he reflexionado un error que cometí con mis hijos, en cuanto a su formación espiritual: yo pensé que era suficiente con  mandar a mis hijos a una escuela religiosa, y los sacerdotes o religiosas se encargarían de su formación religiosa, espiritual, y moral,  y me equivoque.  Era en la casa donde les debí enseñar que es el AMOR   el único mandamiento que importa”. 

Este mundo moderno, hemos perdido esto Sagrado Femenino, que recibíamos de las abuelas.

 

El segundo tema relacionado con la libertad es:  tu mundo interior.

Para ser realmente  libre una persona, debe surgir un camino interior primero, y  despojarse de todo lo que le impide ser verdaderamente libre.

y que es lo que frecuentemente nos impide ser libres?


* los condicionamientos: sociales, familiares,  religiosos, escolares.

* el que dirán

* los patrones de creencias


Todo esto pesa tanto en nuestro mundo interior,  que no nos deja realmente ser libres.

Tenemos que dejar  que nos importe lo que otros piensen de mi,  para poder ser libre. 

Tenemos que dejar muchos o todos los patrones de creencias que tenemos, para poder ser libres.

 

Yo veo  el vivir una autentica libertad como un proceso, algo que necesitamos ir por ella…   algo similar a la oruga, que crea su capullo, se queda ahí por un tiempo viviendo una metamorfosis,  dejando  en el pasado su vida como oruga, para un día, romper ese capullo y dejar que salgan sus alas hermosas, y volar por los aires, dejando totalmente atrás su pasado como oruga, para nunca mas volver.

Así conquistamos la libertado con el crecimiento hacia la adultez verdadera, no la adultez “oficial”, al cumplir 18 años o 21 años, según sea el  caso en tu país, y entonces tienes permiso “oficial”, para tomar alcohol, para tener sexo, para tomar un arma e ir a la guerra y matar.

No, la verdadera libertad no es esa.

La verdadera libertad la dan los años, la da la madurez, la da el conocerte interiormente, y despojarte de todo lo que no eres tu, que fuiste creando y construyendo con los años,  para convertirte en quien si eres,  esa hermosa mariposa volando LIBRE  a tu futuro, a tu vida, a tus conquistas personales.

Y entonces tal vez te des cuenta que tu no querías tomar alcohol, sino era  la presión de tu grupo social. Tal vez no querías tener sexo, y también era  la presión de tu grupo social.  Tal vez no querías ir a la guerra y matar,  eran patrones de creencias sociales.

Tal vez  entonces empieces a contactar a tu verdadero Ser Interior,  a conocer lo que tu verdadero Ser quiere, anhela , desea, sueña.. y puedas volar  hacia tus sueños, y entonces de seguro que los alcanzaras.

 

Yo sueño con que llegue el momento que las personas en el mundo hagamos un alto, y nos preguntemos “¿qué es lo que verdaderamente quiere mi Ser Interior?”  y nos movamos en esa dirección todos, hacia un mundo de respeto, de  amor, de tolerancia  a los diferentes a mi,  donde si yo  busco mis sueños, mi felicidad, siempre respetando tu libertad, estoy segura que podremos tener un mundo mejor para todos.

 

Por  ejemplo, las mujeres en los países  musulmanes, sueño  con que ellas mismas se lleguen a preguntar que es lo que ELLAS sueñan, lo que  ELLAS anhelan, lo que ELLAS desean para ellas mismas, y para sus hijas, y para las hijas de sus hijas.  y no lo que los hombres han impuesto para ellas.  Y entonces, esas mujeres, puedan tomar su libertad y su vida en sus propias manos.

Igual  para todos los seres del mundo,  para todos los que no pueden decidir por ellos, sino hay alguien mas que decide por ellos.

 

Hay otro aspecto muy importante con respecto a la LIBERTAD.

Y es que la libertad real y verdadera, no se refiere a que puedas hacer lo que quieras, y no estés , por ejemplo, encerrada en una cárcel.  A tu alma, a tu espíritu, no lo pueden encerrar. Tenemos el caso de Nelson Mandela, tantos años encarcelado,  y nunca pudieron tener a su alma, a su espíritu, el continuó con sus sueños y llego el día en que vio realizados sus sueños.

Entonces, aunque nuestro cuerpo no tenga “movilidad” que no es lo mismo que libertad, nuestro Ser sigue siendo libre.. y al continuar con tus sueños, un día llegará que se conviertan en realidad.

 

 

 

Esta imagen me gusto mucho para ilustrar este tema,   están estos seres dejando atrás los condicionamientos que los tenían atrapados, para surgir  hacia su  LIBERTAD.  

 

Psic. María Concepcion Castellanos

México

talleres.teohua@gmail.com 


www.teohua.org